Cuida el medio ambiente mientras conduces

La primera norma para conducir de manera seguro y lo más ecológica posible es una conducción suave; sin acelerar ni frenar de manera brusca, así la vida útil de tu coche y el combustible durarán mucho más. Aquí tienes consejos más especfíficos que harán que cuides el medio ambiente durante la conducción:

  • Tacos: si llevas más de cinco minutos parado y parece que vas a seguir así durante un rato, lo ideal es que apagues el motor de tu coche para disminuir la emisión de CO2 a la atmósfera.
  • Ventanillas: cuando conduces a alta velocidad es preferible que subas las ventanas del coche, esto te ayudará a no perder velocidad y será un gran ahorro de combustible.
  • Portaequipajes: úsalo únicamente cuando sea estrictamente necesario, ya que al cambiar la aerodinámica del vehículo, incrementará en demasía el uso de combustible.
  • Acelerador: cuando arrancas el motor, es el momento en el que más estás contaminando. Puedes reducir las emisiones utilizando únicamente las llaves de contacto, sin pisar el acelerador al mismo tiempo.
  • Marchas: procura conducir con marchas largas como la cuarta o la quinta y a bajas revoluciones, esto hará que mejore el rendimiento del coche y además reduce el consumo de combustible de manera considerable.
  • Primera marcha: te aconsejo que uses la primera únicamente para iniciar la marcha. Pasados dos o tres segundos, o una vez hayas recorrido una distancia de unos seis metros, deberías cambiar a segunda marcha rápidamente.
  • Neumáticos: procura regular periódicamente la presión de tus neumáticos, para lograr que estén en un nivel óptimo, lo que te asegurará una conducción más estable y eficiente. Unos neumáticos desinflados sólo aumentarán el consumo de combustible.
  • Aire acondicionado: su uso aumenta hasta un 20% el uso de carburante, por lo que te recomendamos establecer la calefacción a una temperatura media de 20º en invierno y de 25º en verano.